Ciclo del perdón

perdon-300x127Es posible que cuando llegamos a pensar en el perdón, tengamos la idea de no poder tomar esta decisión ya que sería premiar a la persona que causo  daño, o quizás si extendemos el perdón al adversario seria correr el riesgo de vivir nuevamente una experiencia dolorosa.

Reflexiona y toma decisiones en tu vida, un perdón simulado no es una vida saludable o quedarnos en el área del dolor sin enfrentarlo te causara consecuencias para tu salud.

Algunos han decidido quedarse en el dolor, ya no desean moverse……..respetable…

Pero tú,  como enfrentas el dolor y  perdón?

El perdón es un regalo de un alma que no se lo merece a otra. El perdón es el don que garantiza que no esté encerrado en una prisión de amargura y resentimiento. No perdonamos porque la otra persona se lo merezca, perdonamos por que deseamos libertad y paz con nosotros mismos.

El perdón no es un sentimiento, no creo conocer a alguien que haya tenido ganas de perdonar, esto no llegara como arte de magia, el perdón es una decisión, es un regalo que elegimos dar a pesar de sentirnos como nos sentimos.

Significa cancelar deudas tan pronto sean contraídas.

Proceso a trabajar.

  1. Identifique la ira

Quien le  ha lastimado, examine todas las áreas de su vida.

Quien desea secretamente que le vaya mal.

Retroceda el tiempo y realice esta lista vale la pena el esfuerzo y esta es la oportunidad de eliminar de su corazón la ira que ha estado entorpeciendo las relaciones que más valora.

  1. Identifique que le han robado, que le quitaron?

Este es el paso que la mayoría se brinca y como resultado perdonan de forma general pero no específicamente.

Determinar exactamente lo que le deben es importante, lo que ha lastimado.

Exactamente lo que se llevaron……

Que tendrían que devolverle para que las cosas vuelvan a ser como antes?

Tiempo? Un matrimonio? Dinero? Una disculpa? Una familia? Un ascenso? Un capitulo en su vida? Sus ilusiones? Confianza?

Sean específicos para lograr ir al paso 3…..

  1. Cancelar la deuda

Significa que la parte transgresora no lo debe ya nada.

Es una decisión que se toma en silencio en nuestro corazón.

La lista puede cortarla, quemarla y cerrar el caso, este es el proceso final la decisión diaria de no reabrir el caso. Los sentimientos no pueden tomar poder sobre nuestra decisión es decir olvidemos de repetir la película dañina en nuestra cabeza y volver a experimentar dolor.

No permitir que se disparen los recuerdos y que vuelvan a invadir los mismos sentimientos de antes.

En lugar de reabrir el caso contra la persona que nos ha herido es la oportunidad que tenemos para reafirmar nuestra decisiones…ya no me debe nada…esa deuda yo la cancele.

La pregunta que se estarán planteando, las deudas serán devueltas….

La disculpa no borra la experiencia dolorosa, un padre que abandono a sus hijos no puede regresar a los anos y recuperar el tiempo perdido.

Pero no podemos insistir en el dolor y caer en la trampa para sufrir innecesariamente.

El aferrarnos a nuestras heridas mientras esperamos una devolución es permitir que las raíces de amargura invadan nuestro cuerpo. Cuando eso ocurre permitimos que la persona que nos lastimo una vez, vuelva a lastimarnos una y otra vez más.

Sana  tu vida y cuida tu corazón!

El perdón es una decisión de avanzar en nuestra vida.

Lic. Sofía Robles